top of page
  • Foto del escritorAugustinian Vocations

¿Es la profesión de votos un sacramento?

De manera similar a las ordenaciones sacerdotales, la profesión solemne de votos religiosos se lleva a cabo dentro del contexto de una Misa, idealmente una Misa dominical o de solemnidad. Aquellos católicos que han presenciado una profesión de votos religiosos, probablemente hayan notado que el ritual parece , desde fuera, muy parecido a una ordenación.


Vemos a un hombre llamado al altar; responde preguntas; se acuesta boca abajo y recitamos las Letanías de los Santos; se arrodilla ante el que celebra, hace votos y los frailes asistentes le dan una serie de abrazos.

De hecho, comparten muchas apariencias rituales. Sin embargo, es importante comprender la diferencia entre ellos. La profesión de votos no es un sacramento ni un rito del Orden Sagrado. El sacramento del Orden Sagrado se refiere únicamente a la ordenación de obispos, presbíteros y diáconos, y “confiere un don del Espíritu Santo que permite el ejercicio de un 'poder sagrado' (sacra potestas) .” Dentro del ritual del sacramento, este poder sagrado se confiere mediante el signo visible de la “imposición de manos”.

La profesión de votos, sin embargo, no permite al fraile ejercer ningún "poder sagrado". Y la Misa de profesión excluye ese gesto tan decisivo de la imposición de manos.

Más bien, dentro del Rito Agustiniano de la Profesión Solemne, el fraile pide estar unido “más estrechamente a Dios” a través de un abrazo de por vida “de perfecta castidad, pobreza y obediencia”. Además, aunque el voto del fraile se hace exclusivamente a la Orden de San Agustín, y su promesa se hace específicamente al Prior General de los Agustinos, que reside en la Curia Romana. Esto generalmente se hace a través del Prior Provincial local del fraile.

A continuación se muestra la plantilla de texto completo de los votos solemnes que un fraile hace a la Orden de los Agustinos. Si bien comparte mucho con los votos solemnes de otras órdenes mendicantes, el voto es exclusivamente agustiniano en carácter y lenguaje:

“En el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén. En este año del Señor _____, en el ____ día de ____, yo [nombre] guiado por el Espíritu Santo declaro mi intención de seguir a Jesucristo más de cerca y de darle una expresión más plena a mi consagración bautismal. Por tanto, invocando a la Virgen María y a nuestro santo padre Agustín, me entrego a Dios y me uno a su voluntad por los votos solemnes de castidad, pobreza y obediencia, en la Orden de los Hermanos de San Agustín y según la Regla de nuestro santo padre. Deseo continuar mi búsqueda de Dios junto con mis hermanos y servir al pueblo de Dios en la vida comunitaria y el intercambio mutuo de bienes. Por amor de Dios y en presencia de mis hermanos, te prometo obediencia, ____, en nombre de ______, prior general de la Orden. Oro para que el Señor me permita vivir fielmente con ustedes en unidad de amor y tener una mente y un corazón concentrados en Dios”.

Comments


bottom of page