top of page
  • Foto del escritorAugustinian Vocations

"Pide y se te dará": Reflexión Cuaresmal del Hno. Jeremy Hiers



Hay una historia sobre un anciano que vivía solo en una casa en el camino de un huracán que se acercaba. Un día antes del huracán, un policía llama a la puerta y se ofrece a llevar al hombre a un refugio contra tormentas. El hombre responde: “no gracias oficial, Dios me salvará del huracán”. El huracán se acerca y las calles comienzan a inundarse junto con el primer piso de la casa del hombre. El hombre se retira al segundo piso de su casa. Al día siguiente, una pareja en un bote de remos pasa por la ventana del dormitorio del segundo piso y se ofrece a llevar al hombre a tierra firme. El hombre responde: “no gracias, le pedí a Dios que detuviera la inundación. Estaré bien." A lo largo del día las aguas de la inundación siguen subiendo y el hombre se encuentra en el techo de la casa para evitar ahogarse. Llega un helicóptero y baja una plataforma para ofrecerle al hombre un vuelo a un lugar seguro. El hombre grita: "No, gracias, oré para que Dios me salvara, estaré bien". El hombre muere, va al cielo y le pregunta a Dios por qué sus oraciones no fueron respondidas. Dios responde: “Te envié un oficial de policía, una pareja en un bote de remos y un helicóptero”.


¿En quién confiamos para que nos ayude en nuestro momento de necesidad? Este Evangelio nos pide que pongamos nuestra confianza en Dios y confiemos en Él incondicionalmente. Sin embargo, también nos invita a considerar si estamos abiertos a cómo Dios está respondiendo las oraciones aquí y ahora entre nosotros.


Quizás uno de los mayores desafíos de la fe cristiana es confiar en que Dios conoce y se preocupa por nuestras necesidades. Esto se vuelve especialmente cierto en momentos en que nuestras oraciones no parecen ser respondidas en el plazo o con la respuesta específica que estábamos buscando.


A veces Dios dice que sí. Otras veces Dios dice todavía no. Otras veces Dios dice que tiene algo más en mente.


“¿Quién de vosotros, si su hijo le pide un pescado, le dará una serpiente?”, pregunta Jesús. A veces Dios calma la tormenta, otras veces Dios calma a Su hijo.


Cuaresma es un tiempo en el que estamos invitados a orar, ayunar y dar limosna para encontrar la libertad. de la autosuficiencia y otras fuentes falsas de esperanza para reconocer de una manera más plena que sólo el Señor es nuestra única fuente de esperanza en cualquier circunstancia en la que nos encontremos.


Dios conoce nuestras necesidades. ¿Estamos abiertos a cómo está trabajando para cumplirlos? Porque si podemos confiar en que él está obrando aquí y ahora, tal vez podamos tener una confianza aún mayor en que Dios nos librará de cualquier cosa que haya sucedido en nuestro pasado y de cualquier cosa que podamos temer en nuestro futuro.


San Agustín dice, < em>El anhelo es siempre una oración, incluso cuando la lengua está en silencio. Si anhelas sin interrupción, entonces siempre estás orando. ¿Cuándo duerme nuestra oración? Sólo cuando nuestro deseo se enfríe (Sermón 80). Que nuestros deseos de ayuda en nuestros momentos de necesidad, de paz en momentos de angustia, de perdón en momentos en que tenemos pecadores, de seguridad en momentos de peligro y de descanso en momentos de estrés nos impulsen a seguir pidiendo, confiando siempre en la promesa de que si pedimos, recibiremos.


Cada vez que nos acercamos a la Eucaristía, recibimos la presencia real de Cristo. El mismo Dios que nos prometió que si lo pedimos, se nos dará. El mismo Dios que ha respondido numerosas oraciones en el pasado. El mismo Dios que va a suplir nuestras necesidades ahora y en el futuro.


Quizás la próxima vez que estemos en Misa, podamos llevar esas necesidades a Dios y pedirle la gracia de confiar en todas las promesas que Cristo ha hecho de estar con nosotros y cuidarnos en este viaje de la vida.


[Publicado originalmente en Br. Blog de Jeremy en AugustinianSpirituality.org]

 
Obtenga más información sobre lo que significa ser agustino consultando nuestras otras publicaciones de blog aquí

Comments


bottom of page